Nuestros Graduados: Dulce dirige programa de consejería diseñado por y para alumnos de primera-generación

Cada primavera en DCP hacemos una pausa para honrar el momento en que una persona joven se compromete con la universidad/colegio de su elección. Hacemos esto con la conciencia de que es un momento monumental que cambiará sus vidas. Pero después de dos décadas de hacer este trabajo, también reconocemos que este momento no representa la totalidad de la experiencia. Es el primero de muchos logros en el camino hacia graduarse de la universidad.

Dulce y su mamá en el día de mudanza para el programa de Ciencias y Matemáticas Hellman en Mills College.

Ese viaje puede sentirse simultáneamente triunfante e increíblemente solitrio. Nadie lo sabe más profundamente que nuestra Consejera de Alumnos Graduados, Dulce Bermudez Grant. Se graduó de DCP en 2011 y luego asistió a Mills College. En su propia experiencia, fue tomada por sorpresa cuando se encontró luchando académicamente por primera vez en su vida. Y como muchos de los desafíos que enfrentan los estudiantes de bajos ingresos de primera-generación, sus dificultades académicas no existían en un silo. De repente se encontró haciendo preguntas más desconcertantes como: “¿Me pasa algo? ¿Es la escuela o se supone que no debo estar aquí? ”. En ese momento, sentía que no podía compartir con nadie, incluida su familia. “Sentí que tenía que seguir actuando. Reconocer mi lucha con mi familia los haría estresarse y preocuparse, y no quería decepcionarlos “. Dulce finalmente encontró su equilibrio e incluso creó un programa de tutoría Sister Sister para estudiantes de preparatoria en Oakland. Después de una breve temporada en la política local, Dulce llegó a DCP con una visión apasionada para el Programa de Consejería para Alumnos Graduados de DCP y el tipo de cultura que quería crear.

El Equipo de Mentores: Racquel ‘12, Stephanie ‘17, Dulce Grant ‘11, Karla ‘14

Ahora en su cuarto año como consejera, Dulce está orgullosa de la cultura que existe. Ella encuentra que los graduados de DCP, especialmente los más recientes, se sienten cómodos buscando el apoyo de su familia en DCP. Y quizás una de las piezas más críticas de esta estrategia de desarrollo de cultura es su equipo de mentores. Compuestos por graduados de DCP que están en la universidad o graduados universitarios recientes, se centran en apoyar a los estudiantes en su primer y segundo año en la universidad. Esto puede incluir cualquier combinación de estar presente en su colegio/universidad, establecer citas individuales y estar disponible por teléfono / mensaje de texto. Y aunque la lista de verificación de los estudiantes es larga, especialmente en ese primer año, muchas veces, estos puntos de conexión tratan de darles a los estudiantes espacio para procesar las emociones que están sientiendo. Dulce comparte que existe una cierta confianza cuando la persona sentada frente a to ha caminado en sus zapatos de una manera tan familiar. Existe la experiencia compartida de DCP y la empatía de ser de primera generación. “Cuando hay confianza, los estudiantes están abiertos a compartir sus luchas. Las conversaciones se centran en temas que no puede obtener de una lista de verificación.”

El Equipo de Mentores ha comenzado a producir videos con temas importantes para alumnos universitarios de primera-generación: “Consejos Para Un Exitoso Primer Día de Colegio” y “Como Balancear Tus Responsabilidades de Adulto.”

Estas conversaciones a menudo se centran en la planificación financiera sostenible, el progreso y compatibilidad académica, la participación en el campus/comunidad y la vida social con familiares, amigos y parejas. Y quizás lo más crítico, lograr que los estudiantes construyan su plan de 4 años para ponerlos en una trayectoria para transferirse a la universidad y graduarse. “Nos estamos asegurando de que nuestros alumnos lleguen en su primer día de universidad tan preparados como puedan para lo que pueden esperar ese primer año. Un primer año sólido significa que los estudiantes pueden ingresar a los años 2, 3 y 4 mucho más seguros de sí y equipados,” agrega Dulce.  

Además de su trabajo directamente con alumnos, Dulce junto con el Equipo de Éxito Universitario de DCP están colaborando con la Dra. Rebecca Covarrubias, quien es profesora asistente y directora de laboratorio de Culture & Achievement Collaborative en UC Santa Cruz en un estudio de investigación longitudinal. El estudio está examinando la transición cultural a la universidad para estudiantes latinos de primera generación con el objetivo final de transformar la forma en que las instituciones postsecundarias entienden y sirven a esta creciente población estudiantil. Los primeros hallazgos del estudio muestran que muchos estudiantes minoritarios de primera generación y bajos ingresos provienen de culturas, familias y comunidades que valoran y prosperan/sobreviven con un valor compartido de interdependencia; mientras que los colegios y universidades exigen y recompensan la independencia y el logro individual. Hay quienes consideren que quizas el programa de de Consejería de Alumnos Graduados previene el desarrollo de la independencia. Sin embargo, nosotros entendemos que el apoyo comunitario es fundamental para el éxito de nuestros alumnos en la universidad. Tenemos el privilegio de tener a nuestros propios graduados sirviendo como líderes en este trabajo tan crítico.

El Programa de Consejería de Alumnos Graduados de DCP apoya a más de 500 graduados de edad universitaria que asisten a colegios/universidades de 2 y 4 años, así como a otros graduados que se han transferido en reversa o se han retirado y desean continuar su educación universitaria. En promedio, el 95% de los graduados de DCP se matriculan en la universidad directamente después de la secundaria. El 53% de los graduados de DCP se han graduado o están en camino de graduarse dentro de los 6 años en comparación con el 14% en todo el país para los estudiantes de bajos ingresos que obtienen un título de licenciatura. Desde 2004, DCP ha graduado a más de 1100 estudiantes.